DiócesisPenonomé

Sirven a su iglesia

Un grupo de moradores de la comunidad de Barrigón, en el corregimiento del Harino, perteneciente a la parroquia Nuestra Señora de La Candelaria de La Pintada, tomó la iniciativa de formar un Ministerio de Alabanza, con el objetivo de ayudar al trabajo de evangelización que se realiza en esta región de la diócesis.
Desde mayo del año pasado se organizaron para hacer el acompañamiento en la liturgia, la Hora Santa y las Eucaristías que se realizaran dentro de sus comunidades, y en otras más lejanas, aseguró María Lorenzo, vocera del grupo.
Algo que les caracteriza  es que  su alabanza va estructura concorde al año litúrgico,  y que además está conformado por 18 integrantes de edades que van  entre los 8  y 80 años, lo que para todos es  un claro ejemplo de que no hay edad para servir a Dios.

Artículo anterior

Nuevas servidoras en la diócesis

Siguiente artículo

Obispo Uriah Ashley hace llamado a defender la verdad