DiócesisPenonomé

Siguen su lucha por la familia

El sábado 22 de abril los catequistas  de  pastoral  familiar de la parroquia  San Juan Bautista de Aguadulce, tuvieron la experiencia de un encuentro en las montañas de Loma  Bonita del Copé.
Rodeados  de hermosos árboles , brisas suave y  un ambiente  de alegría  y  fraternidad, pudieron  vivir  la  experiencia de  los discípulos  de  Emaús, compartiendo  en parejas sus experiencias, fracasos, frustraciones, dolores y todo aquello  que  a veces les impide  servir  al  Señor que  camina  a  su lado.
En un segundo momento, compartieron con todo lo que el Señor les inspiró  en ese camino de Emaús, y con el  apoyo de la comunidad renovaron sus fuerzas para salir a anunciar que el Señor está  vivo, que ha resucitado y que también   lo han visto.
Una de las pastorales más importantes y que se destacaron en este encuentro es  la familia, pues es este pilar la base de  la formación integral del individuo, la que orienta, acoge y vela por cada integrante.
La experiencia en esta actividad, tuvo buenas reacciones como fue la del joven Andrés Barría, quien señaló que fue un día hermoso en comunidad, pues volvieron a recordar que tenemos un Dios vivo, al que siguen, obedecen y responden.
Aprovecharon la ocasión para agradecer la ardua labor de los catequistas   para esta pastoral.

Artículo anterior

Encuentro de laicos en la zona misionera de Chagres

Siguiente artículo

XLVII Cita Eucarística con la alegría juvenil