ChitréDiócesis

Realizan actividades con miras a un nuevo lugar para retiros

Con gran éxito se llevó a cabo la Cena Pro Reconstrucción de la Casa de Retiros Damasco, organizada por los hermanos pertenecientes al movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Chitré.
La actividad se realizó en el salón de Eventos Carolina de la Villa de Los Santos, con la participación de gran cantidad de Cursillistas y Amigos del Movimiento que se dieron cita para apoyar esta hermosa obra de adecuación de este centro, hogar de los Cursillistas y de muchos hermanos que se han beneficiado del mismo.
La situación actual de este recinto es grave, hay que hacerle muchas reparaciones, y los fondos de esta cena serán el primer capital semilla para iniciar la obra pro reconstrucción del mismo.
El programa fue variado y ameno; las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del Presbítero Emilio González, Asesor del Movimiento en Chitré. Luego el Presidente del movimiento agradeció a cada uno su presencia y colaboración, y aprovechó para mostrar en las pantallas del salón imágenes de los deterioros que es presa el centro.
También dio a conocer el futuro del centro con un cambio magnífico, pero que requiere la ayuda y colaboración de todos.
Se contó con la participación como orador principal del Padre Pablo Antonio Hernández Solís, párroco de la Parroquia San Atanasio de La Villa de Los Santos, quien les habló de la conversión de San Pablo, resaltando que Dios nos conoce, nos llama por nuestros nombres, y nos da una Misión.
Con el ejemplo de San Pablo quien cumplió su misión de conquistar almas para Cristo, invitó a reavivar la llama del Espíritu, para que cuando les pregunten ¿Cómo están?, contesten todos “De Colores”. Cenaron al ritmo de buena música; rifaron entre los presentes muchos premios, agradeciendo a cada uno el poder compartir esta gran Noche de Bendición.

Artículo anterior

En honor a ¡María!

Siguiente artículo

Parroquia de Chiriquí Grande cuenta con nuevo párroco