Actualidad

Radio Hogar extiende su señal a todo el territorio nacional

Radio Hogar, emisora que hace 62 años nació para ofrecer a la audiencia una programación cuya columna principal es santificación de la familia, está dando un salto cualitativo y transformador: ampliará su señal a Frecuencia Modulada (FM), para todo el territorio nacional.

Sin perder la mística que subyace en su raíz jesuíta, la línea cultural y educativa continuará intacta a través de sus programas informativos y de orientación a través de los 670, y 1250 AM.
El Director de Radio Hogar, padre Manuel Villarreal, no duda en señalar que el reto mayor en esta nueva etapa de la emisora católica es saber leer los acontecimientos, interpretarlos e iluminarlos de manera adecuada, para luego ofrecer los mensajes apropiados a la audiencia —mediante un lenguaje que sea innovador, fresco y cónsono con la realidad del oyente—, pero de una manera que marcará la diferencia: Radio Hogar lo hará sin caer en el facilismo ni en corrientes que desfavorezcan la dignidad de la persona humana. Todo lo contrario: favorecer el enriquecimiento del individuo y su entorno cultural y familiar.

En cuanto al enfoque nuevo de la emisora tanto en la programación como en su proyección adelantó que “no se piense que hay intención de arrasar con lo existente. Radio Hogar ha ocupado un lugar preferente en la audiencia de la Amplitud Modulada, y un porcentaje significativo de la programación seguirá cumpliendo su misión iluminadora.

Para el sacerdote, lo importante es encontrar una voz nueva, competitiva y juvenil, pero que sepa mantener el espíritu social y santificador que inspiró a los fundadores en 1954.
Radio Hogar todavía no cuenta con la fecha exacta en la que saldrá al aire en FM, pero se prepara desde ya para esta nueva etapa, en la que se consolida como una emisora educativa y cultural, al servicio de la iglesia y la fe católica.

Poner a funcionar cada FM
Nitzie Alcíbar, administradora de la emisora, señaló que estos momentos se encuentran en los trabajos de preparación, que incluye la adquisición de equipos y las antenas necesarias, pues cada frecuencia tiene especificaciones diferentes.
“Con la aprobación de este proyecto se marca un hito en la historia de la comunicación católica panameña, y aunque apenas estamos empezando los trámites para la compra de equipos, la emoción que sentimos es muy grande”, señaló Alcíbar.

Agregó que actualmente trabajan en el área de Cerro Azul, Chiriquí y Bocas del Toro, y aunque no se puede especificar el calibre de los gastos, estiman que es de aproximadamente medio millón de dólares.
Resalta también que para abril de 2018, como una exigencia de la ASEP, deben tener instalada la mayor cantidad de equipos, por lo que trabajan fuerte, de la mano de Dios y del Padre Manuel Villarreal, Director de la Radio, para poder lograr este objetivo.
El impulso para lograrlo es sin duda, los oyentes, esas personas que diariamente sintonizan la programación, que es de 24 horas, para estar informados y para enriquecerse con los noticieros, entrevistas y las propuestas de programas que buscan siempre dejar un mensaje positivo.

Una comunicación diferente
La Misa y el Rosario desde el Santuario Nacional es tal vez uno de los programas más antiguos que transmite la emisora, así como Discípulos de la Palabra que conduce el Padre Manuel; el programa del Movimiento Familiar cristiano, Aquí la Misión, de la CONAM, y muchos más que tienen muchos años siendo compañía para muchos en casa.

Nelly Castillero, de la Pastoral Educativa Arquidiocesana conduce hace 18 años el programa Pastoral de Educadores en Acción, y señala que la experiencia en esta radio ha sido única, pues se busca brindar programación instructiva, en su caso para profesores, pero también para los padres de familia, que son los primeros educadores del hogar.

“Hemos recibido llamadas desde Tampa, Florida felicitándonos por el programa, lo que nos llena de mucha alegría, porque sabemos que estamos llegando a la gente; nuestros campesinos también nos escuchan mucho, y ahora con la FM podremos llegar a más personas”, dijo.
Arsenio Samaniego tiene más de 20 años en Radio Hogar. Para él, laborar en este medio de comunicación le ha permitido crecer como persona y le ha dado la oportunidad de enseñar a muchos jóvenes sobre la radio, el uso de equipos, locución y más.
Aunque mucha gente le cuestiona del por qué se decidió a trabajar en una emisora católica, que tal vez no sea tan popular o que la gente no conoce, él destaca que fue precisamente la propuesta diferente que ofrece esta radio, lo que lo convenció desde el principio a dar su tiempo como voluntario y posteriormente como colaborador de la misma.

“Esta fue mi primera oportunidad, le fui tomando cariño, y me gustó la idea de trabajar en una emisora que a través del evangelio, de la Biblia, transmite mensajes diferentes…; es cuestión de vocación”, destaca.
En cuanto a la ampliación a Frecuencia Modular, señala que es algo grande para el equipo que ahí labora, pues aunque la AM tiene gran valor, por ser más abierta, la FM ofrece calidad, por lo que sin duda va a impactar mucho al llegar a quienes antes no podían escucharles.
“Cuando ya estemos en FM queremos que los programas tengan ese impulso hacia la juventud, que sientan la emisora como suya y que tengan un espacio e imagen diferente”.

Nueva era con miras a la JMJ
El hecho de contar con FM aumenta aún más el compromiso de cara a la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en Panamá en el 2019. Y aunque actualmente cuentan con programas juveniles, sobre todo los fines de semana, la Frecuencia Modular permitirá más cercanía con los jóvenes.
La juventud de San Francisco de Paula de La Chorrera, así como los muchachos de Nuevo Evangelio de San Antonio Ciudad Jardín, Misioneros del amor, y la Hermana María Esperanza López cuentan con sus espacios para desarrollar sus programas juveniles.
Para la Jornada tienen pensada la creación de un grupo de voluntariado, para tener más personal que cubra las transmisiones y entrevistas, estar en varios lugares simultáneamente. También buscan tener presencia en los días en las diócesis, poder estar allí como emisora de la arquidiócesis y comunicar de la mano de Panorama Católico y FETV.

Para Eduardo Soto Pimentel, quien acompaña al padre Manuel Villarreal en esta nueva etapa de la emisora, la realidad maravillosa de la JMJ en Panamá es una oportunidad de oro para acelerar los procesos, teniendo los cuidados debidos para disminuir el riesgo de equivocación. Entendiendo que la meta es la conversión espiritual y pastoral de la Iglesia —que somos todos—, y tenemos que estar dispuestos a aceptar el llamado al cambio y a la modernización. Y como bien señala el periodista, una unidad móvil ayuda a cumplir con la misión, y tendrá que conseguirse, “primero Dios”.

Con la adquisición de la FM, se hace necesario comprar nuevos equipos, ubicar antenas, etc, al respecto Soto indica que “se están dando los pasos en esa dirección de manera correcta, reuniendo voluntades y talento. “Eso nos permitirá conseguir los mejores equipos posibles, sin que nos agotemos en el camino por falta de recursos. Es importante tener claras dos cosas: modernización y sostenibilidad. Una no puede darse sin la otra”, acotó.
Sin duda la Iglesia Católica enfrenta un reto grande en Panamá y el mundo ante la encrucijada comunicacional y tumultuosa que se vive hoy en día. Para competir ante semejantes aludes de mensajes (positivos y negativos) se tendrá que —como dice la canción— “dejar de ser dedos y empezar a ser un puño”. Para eso hay que propiciar sinergias y acumular talentos. Eso no se puede lograr de manera adecuada estando cada medio de comunicación de la Iglesia por su lado, remando en dirección distinta.

Artículo anterior

“Fui forastero y me recibiste”…

Siguiente artículo

Campamento para confirmandos