CulturaVariedad

Pobres: herederos del Reino

Esta celebración del Día Mundial de los Pobres, constituye una “señal concreta” del Año Jubilar, se realizará en el XXXIII Domingo del Tiempo ordinario, que este año cae el día 19 de noviembre.
En el Vaticano, se publicó el Mensaje del Papa, con el tema: “No amemos con palabras, sino con obras”.
El Papa inicia su Mensaje, con la citación evangélica del tema central: “Mis hijitos, no amemos con palabras ni con la boca, sino con obras y con verdad”.
Estas palabras del apóstol San Juan son un imperativo del cual ningún cristiano puede prescindir. La importancia del mandamiento de Jesús, transmitido por el “discípulo amado” hasta nuestros días, tiene pleno sentido delante de las palabras vacías que salen de nuestra boca, afirma el Santo Padre.
Quien pretende amar como Jesús amó, debe asumir su ejemplo, sobre todo cuando somos llamados a amar los pobres. Es más, continúa Francisco, es bien conocida la forma de amar del Hijo de Dios: “Él nos amó primero, al punto de dar su vida por nosotros”.
Es de este modo que la misericordia, que nace del corazón de la Trinidad, se concretiza y genera compasión y obras de solidaridad con los hermanos y hermanas más necesitados, recuerda el Papa.
Recordemos también que las primeras Comunidades eclesiales, asumieron la asistencia, los cuidados y el servicio de los pobres, teniendo como base las enseñanzas del Maestro, que proclamó a los pobres “bienaventurados y herederos del Reino de los Cielos”.
Históricamente ocurrió, que algunos cristianos no dieron la debida atención a esta llamada, dejándose contagiar por la mentalidad mundana.

Artículo anterior

El modo de vestir y la apariencia personal

Siguiente artículo

Piden a Dios por los frutos de la JMJ