DiócesisPrelatura de Bocas del Toro

Parroquia de Chiriquí Grande cuenta con nuevo párroco

El domingo 29 de enero, en medio de la fiesta de San José Freinademetz, Patrono de la región centroamericana de la Sociedad del Verbo Divino, Monseñor Aníbal Saldaña presidió la Eucarsitía en la que se entregó la Parroquia San José, de Chiriquí Grande al Padre José March de la Fraternidad Misionera Verbum Dei, como su nuevo párroco.
La fiesta estuvo marcada por sentimientos encontrados; por una parte, la tristeza de tener que despedirse de buenos sacerdotes, y por otra la alegría de recibir un nuevo ministro para dar continuidad a la misión. Asimismo, resaltaron actitudes evangélicas, el agradecimiento por la labor gratuita y fecunda de los padres Verbitas en la parroquia, y por otra, el relevo y toma del testigo del nuevo Padre. Todo ello como manifestación de lo que significa ser Iglesia, pueblo que camina guiado por sus pastores en la historia hacia el Reino de los cielos.
Se pudo constatar la labor fecunda en estos años de la comunidad. Entre ellas, destaca la animación de las comunidades, la creación de Infancia Misionera, la Pastoral de Juventud, el camino junto a la Iglesia universal en las celebraciones del año de la fe y de la misericordia, y con la Iglesia panameña en la celebración de los quinientos años de devoción a Santa María la Antigua.
En su introducción, Monseñor Aníbal, señaló reiteradas veces el agradecimiento a la sociedad Verbita por su apoyo, recordando los casi siete años de su presencia en la parroquia.
En su homilía, respecto a la lectura del evangelio dominical, el Obispo presentó el sermón de la montaña como la carta magna de la vida cristiana, al igual que las bienaventuranzas como la identidad de Jesús y su experiencia de relación con el Padre. “Los misioneros somos formados en estos consejos para servir a la Iglesia, desde la pobreza, humildad y sencillez”, señaló.

Artículo anterior

Realizan actividades con miras a un nuevo lugar para retiros

Siguiente artículo

Jornada Vocacional