DiócesisPanamá

Nuevas propuestas para la formación en seminarios

Los miembros de la Junta Directiva de la Organización de Seminarios Latinoamericanos y del Caribe (OSLAM), estuvieron reunidos en el Seminario Mayor San José, en la Ciudad de Panamá, del 3 al 7 de abril del 2017, para discernir caminos y medios que ayuden a fortalecer la colaboración entre la formación inicial del seminario y la formación permanente de los presbíteros en las Diócesis.
Durante los primeros días se analizó los valores, las necesidades y las perspectivas de la colaboración entre la formación inicial y la formación permanente. Luego se  reflexionó sobre los principios, criterios, itinerarios y recursos para la formación en las distintas etapas.
Para el Presidente del OSLAM y representante de los países que comprenden el cono sur, padre Ricardo Araya, los resultados del encuentro fueron enriquecedores. “Elaboramos unas importantes propuestas, que nos pueden ayudar en la formación, en la estructura del seminario y en la pastoral presbiteral, para que  asuman las orientaciones de la Iglesia” dijo.
Araya aclara que lo importante de las propuestas surgidas en esta reunión, es que asumen las orientaciones de la Iglesia, especialmente, la reciente Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis y proyecta que la formación sea más diferenciada, integral, sistemática, participativa, y personalizada.
OSLAM, motivará y apoyará, según sus solicitudes, a las organizaciones nacionales de seminarios, para la elaboración de su Ratio nacional, en sintonía con las orientaciones que cada Conferencia Episcopal tenga para la pastoral presbiteral.
Mientras que al Departamento de Vocaciones y Ministerios (DEVYM) le corresponde motivar a las Conferencias Episcopales, y a los responsables de la pastoral presbiteral, para que fortalezcan la colaboración entre la pastoral vocacional, la formación inicial y la pastoral presbiteral.
Asimismo se le propuso a la DEVYM, continuar los cursos para la formación de formadores, de rectores, de directores espirituales para los seminarios y para el clero y otros cursos necesarios, sostuvo Araya.
Durante las jornadas, se profundizó en las dimensiones humanas, espirituales, académicas y pastorales, señaló Araya. “La formación en los seminarios deberá ayudar a los futuros sacerdotes a asumir los nuevos retos”.
Para el padre Santiago Benítez, representante de la región de Centroamérica, México y el Caribe, y  rector del Seminario Mayor San José esta fue la oportunidad de mirar la realidad de los seminarios en su conjunto.

Artículo anterior

Reunión organizativa para la Jornada Mundial de la Juventud

Siguiente artículo

Comunicado de la CEP sobre la situación de migrantes cubanos