DavidDiócesis

La semilla ha sido sembrada y hay que hacerla germinar para que dé fruto

Con gran júbilo en esta altiva provincia chiricana se han realizado los primeros Retiros de Emaús, basados en el pasaje bíblico del evangelio según San Lucas, capítulo 24, versículos 13-35; donde dos discípulos se dirigían a una aldea llamada Emaús, cerca de Jerusalén.
En los Retiros de Emaús se vive la fraternidad, el amor y el servicio. Hombres y mujeres que trabajan sirviéndole al Señor, apoyando a nuestros sacerdotes en los planes pastorales y de evangelización en sus parroquias.
En esta diócesis de David se realizó el primer Retiro de Emaús en el mes de octubre del año pasado, en el que participaron 60 mujeres. Más recientemente, el pasado 3, 4 y 5 de marzo, 32 valientes hombres hicieron su camino, acompañados por 28 Servidores de la Diócesis de Pereira, Colombia, quienes se trasladaron a Chiriquí en la compañía del padre Juan Carlos Santos de dicha diócesis, y por la nuestra, con la Asesoría Ministerial del padre Juan Carlos Sánchez.

Artículo anterior

Consagrado nuevo sacerdote

Siguiente artículo

Conversión y servicio