Actualidad

La JMJ está en marcha… ¿cuál es el compromiso?

Muchos dirán que hay tiempo, pero no…La Jornada Mundial de la Juventud ya está en Panamá, y prueba de ello es que en todas las diócesis, los grupos se preparan para esta importante fiesta que reunirá a miles de jóvenes del mundo entero en nuestra pequeña tierra.
Ya tuvimos la visita de los organizadores de la JMJ pasada en Polonia, señal de que no hay que perder tiempo para afrontar este gran reto que tenemos como país y sobre todo como iglesia.
Por ello el Comité Organizador Local (COL) se encargó de preparar la primera actividad en la que reunieron a la juventud del área Oeste del país. Todo esto como parte de una campaña de sensibilización que la Arquidiócesis de Panamá está llevando a cabo para insistir en la importancia de creernos que somos el país sede, que recibirá a la juventud mundial y al Papa.
Fernando Tovar, miembro del COL señaló que este tipo de actividades se realizarán en todas las diócesis, y a su vez en todas las Vicarías, de modo que el apoyo que se reciba en cuanto a aspectos logísticos y de alojamiento, sea a través de las parroquias.
Sabiendo que hay muchas dudas en cuanto a este importante evento, Tovar hace un llamado para que las personas busquen información en sus parroquias, pues todos los párrocos están informados y organizados en cuanto a la colaboración necesaria para el éxito de la jornada.

El punto de partida
La juventud de Arraiján y La Chorrera se unió para realizar el primero de los  encuentros que ayudará a fortalecer el espíritu en la vivencia de la próxima jornada.
“Con María hacia la JMJ 2019” fue el lema que sirvió para despertar en las comunidades juveniles del área Oeste, la alegría que provoca el hecho de ser país sede.
Pasadas las tres de la tarde, el gimnasio del Instituto Profesional y Técnico de La Chorrera acogió a cientos de jóvenes deseosos de vivir la experiencia que los preparará para todo el trabajo que viene a través de sus parroquias.
Dinámicas, animaciones, bailes y cantos abrieron el encuentro; bailes típicos y coreografías le dieron el toque alegre. El Padre Jorge Rivera dio la bendición pidiendo a Dios por el gran reto que tenemos como panameños.
Monseñor José Domingo Ulloa, Arzobispo de Panamá, se hizo presente a través de un video en el cual agradeció a todos su presencia y los exhortó a seguir trabajando unidos en este gran proyecto que Dios ha encomendado a la iglesia panameña.
La emoción en los asistentes, jóvenes, adultos y hasta niños, era evidente, y brotó aún más cuando aparecieron en la tarima principal los integrantes del Ministerio de Música Alfareros, quienes acompañaron desde República Dominicana, poniendo a cantar sus clásicos de alabanza y adoración.
El evento siguió su curso, y fue la oportunidad para presentar al sacerdote invitado, el Padre Aníbal Ortega, quien se dirigió a los presentes basándose en el lema de la JMJ 2019,  “He aquí la sierva del Señor, hágase en mi según tu palabra”, para hacernos ver que así como el Señor hizo maravillas en María, en medio de su pobreza y humildad, también lo ha hecho con la iglesia panameña, al habernos escogido como la primera diócesis en tierra firme y como lugar de encuentro de todas las naciones en esta próxima jornada.
“Es un reto inmenso,  tal vez el más grande que tenemos hasta ahora, pero debemos sentirnos felices porque esta es la mejor forma de mostrar al mundo nuestra fe”, dijo el sacerdote.
Agregó que el reto está en dejar ver a los visitantes los carismas de la iglesia panameña, una iglesia que ama al prójimo, que somos un punto de encuentro, de convivencia y de comunión.
“La fe está llevada y movida por los jóvenes, por eso debemos prepararnos, no solo en estructuras, sino espiritualmente, con un corazón alegre, que brinde lo mejor de nosotros a los demás”, acotó.
Dicho esto, los jóvenes vivieron un encuentro real con Cristo a través de la exposición del Santísimo, en donde pidieron por el éxito de la jornada en cuanto a preparación y realización, pero también en cuanto a los frutos que propiciará la misma en la juventud panameña y de todos los países que nos visitarán.
Fue sin duda una tarde llena de mucha emoción. Los jóvenes salieron convencidos de que Sí podemos hacer un buen papel como país sede, y quedaron a la expectativa de las próximas actividades que se estarán realizando en preparación para el año que todos estamos esperando.

Seamos jóvenes unidos
Las comunidades juveniles del área Oeste recibieron con mucha alegría el hecho de tener que organizar la primera actividad. Con ella pudieron demostrar que están dispuestos a trabajar para que todo sea un éxito en la JMJ 2019.
Manuel Cisneros, miembro del comité que puso a andar la actividad, señaló que uno de los frutos más bonitos ha sido ver unificados e integrados a todos los jóvenes de la Vicaría, pues en ocasiones anteriores habían tratado de hacerlo pero no se había logrado.
“Hemos podido sentarnos, conocernos, conversar, compartir inquietudes y trabajar juntos en armonía; nos dividimos en comisiones, oramos y todo fluyó”, resaltó.
Agregó que el evento es un calentamiento para todo el trabajo duro que viene, pues además de disfrutar la jornada, siendo país sede, también hay que atender a los visitantes.
“Después de este encuentro estamos preparados para lo que venga; montamos esta actividad en 15 días con apenas dos reuniones, y eso nos demuestra que Sí se puede con mucha fe y oración,  y con el apoyo de las parroquias”, dijo.
Ahora lo que toca es atreverse, dar el primer paso, no perder tiempo, y como María, dar el Sí definitivo que nos comprometa a trabajar, a ser obedientes, a mantener un espíritu de oración y de comunidad.
“Es indispensable que el joven se involucre, que esté dispuesto a hacer de todo, desde limpiar un baño, colocar un banner, repartir agua, de todo, porque hay muchísimo que hacer”, puntualizó.
Poco a poco se estarán anunciando las fechas de los próximos eventos que se realizarán en las diferentes diócesis. Artistas nacionales e internacionales formarán parte de las sorpresas en preparación a la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá… Y tú, ¿ya estás listo?

Artículo anterior

Dignidad humana: lugar común de creencias diversas

Siguiente artículo

Devotos celebran la vida y virtudes de San Sebastián