DiócesisPrelatura de Bocas del Toro

Juventud colaboradora permantente

Al estar de vacaciones, los jóvenes de las distintas parroquias trabajan en las actividades programadas de forma más frecuente en la iglesia; unos en las económicas, misionales y otros en las de formación.
Muchos se prepararon para asistir al Encuentro de Renovación Juvenil en Chitré, como es el caso de la Parroquia San José de Chiriquí Grande, quienes organizados programaron un encuentro juvenil como preámbulo al ENRJ.
El “Team de Jesús”, como así se denominan los jóvenes de Chiriquí Grande se reunieron para realizar una evaluación y hacer un FODA en miras a su compromiso y sus responsabilidades en su parroquia, y con la finalidad de que la participación en el encuentro represente una oportunidad para acrecentar su fe y renovar esa alegría de vivir el Evangelio.
El encuentro se desarrolló entre cantos, dinámicas y un taller en donde se establecieron grupos que evaluaron sus Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas, y posteriormente se hizo una plenaria en donde cada grupo tuvo la oportunidad de exponer sus percepciones para presentar y dejar por escrito sus conclusiones para establecer su accionar como jóvenes comprometidos con Cristo, tomando una formación integral, siendo discípulos y misioneros, y llevando la Palabra de Dios a cualquier joven que lo necesite, llegando a ser jóvenes evangelizados y evangelizadores, representando un ejemplo de vida, promoviendo la nueva civilización del amor.
En los grupos juveniles, realizar un FODA permite reconocer en principio los elementos internos y externos que afectan tanto de manera positiva como negativa a los grupos como un todo y que puede ayudarnos también para definir como los elementos pueden ayudar o retrasar el cumplimiento de metas.
En el taller los jóvenes realizaron diferentes juegos y dinámicas que fortalecieron sus lazos de amistad y de grupo
Todo esto se realiza para ver los frutos en el trabajo que realizan los muchachos en sus diferentes comunidades parroquiales, al regresar de una actividad grande como la de Chitré
Los sacerdotes Mikhael Malik y Eugene Cudjoe fueron los encargados de propiciar el encuentro; contaron con la participación de 24 jóvenes y la coordinadora juvenil Victoria Fernández.
Al finalizar el encuentro, los jóvenes realizaron un cierre afectivo a sus guías espirituales en donde agradecieron sus años de compromiso brindada a la comunidad de Chiriquí Grande, y expresando el gran cariño que tienen hacia ellos.
Hoy regresan para vivir lo aprendido en Chitré.

Artículo anterior

Servicio Social del colegio Ntra. Señora del Buen Consejo

Siguiente artículo

Resumen de Campaña Diocesana