DiócesisPenonomé

Jóvenes levantan su voz

Un grupo de líderes y miembros de la pastoral juvenil de la parroquia San Juan Bautista de Aguadulce, realizó este fin de semana una caminata en la que recorrieron desde el parque Rodolfo Chiari, hasta el templo ubicado en la avenida Central, para conmemorar el Día Internacional de la Juventud.
La actividad se desarrolló bajo la coordinación y acompañamiento de la Hermana Isabel Salazar, Religiosa de la Caridad de Santa Ana, quien manifestó que los jóvenes son el motor y la fuerza de la Iglesia, por lo que hay que rescatarlos y crear espacios donde puedan manifestar su amor a Jesús.
La actividad culminó con la Sagrada Eucaristía, presidida por el padre Rufino Morán, Vicario Parroquial, que en su homilía manifestó que la juventud tiene que desechar las ofertas terrenales, los malos hábitos, las palabras mal expresadas y las compañías nocivas. Además recalcó que Jesús es el horizonte seguro y de la vida plena.
Los jóvenes, la generación más numerosa de la historia son agentes fundamentales del cambio social, el desarrollo económico y la innovación tecnológica, así como del mantenimiento y el fomento de la paz. Su imaginación, sus ideales, su energía y su visión son imprescindibles para el desarrollo continuado de las sociedad de la cual forman parte. La Iglesia confía en ellos, les acompaña y estimula su participación.

Artículo anterior

Oficina para la JMJ

Siguiente artículo

Buscando nuevos caminos desde la Vida Consagrada