DiócesisPanamá

Gran misión Pasionista

Con el fin de fortalecer los lazos, sostener la misión, animar, acercar con amor y alegría en la fe a aquellos que están alejados, 23 misioneros Pasionistas de Hispanoamérica y España, realizaron la Gran Misión Pasionista con el lema “Estar en la Cruz con Él”, en Arraiján.
Los sacerdotes misioneros Pasionistas visitaron a los enfermos de casa en casa, impartieron formación a los adultos; catequesis a los jóvenes en los colegios; y convivencias con niños y las familias de este sector de la Arquidiócesis de Panamá.
La capilla Virgen de Guadalupe de Arraiján fue el centro de la misión, que incluyó una vigilia animada por el Grupo Getsemaní, de España. En el lugar también estuvieron presentes los signos de la JMJ: La Cruz Peregrina y el Icono de Virgen.
De acuerdo con el Provincial Superior Mayor, de la provincia Sagrado Corazón, José María Sáez Martín, el objetivo sería “apoyar concretamente la misión y el servicio que realizan nuestros hermanos religiosos aquí en Panamá, como también rezar junto a ellos y a los laicos para que seamos mejores servidores, mejores religiosos de Hispanoamérica y España”.
“Ha sido maravilloso ver cómo se desplazaron mis hermanos en las 23 capillas de Arraiján y observar que regresaron como los primeros apóstoles diciéndole a Jesús qué bien nos ha ido, qué bien la pasamos” dijo el religioso.
Considera que se debe mejorar la unidad en el trabajo pastoral, pero igualmente reconoció la riqueza de la vida pastoral que se realiza junto a los laicos, de manera especial con la juventud.
El Vice Provincial y Delegado Provincial de los Pasionistas en España, padre Juan Ignacio Villar, hizo hincapié en que hoy no hacen falta demasiados argumentos, homilías largas y pesadas; lo que se necesitan son testimonios de gente que ame, acoja, que perdone.
Asimismo agregó que se quiere gente que viva con pasión, “que aquello que predique se lo crea y con fórmulas concretas, pequeñas y personalizadas lleguen al corazón del hombre”. Cree que la Jornada Mundial de la Juventud nos puede poner en una buena disponibilidad para saber que necesitamos aprender y reaprender nuestra fe para ser más testigos, más convincentes, más transparentes” dijo Villar.
En el marco de esta misión se presentó el Grupo Getsemaní y su cantautor y guitarrista, Lorenzo Sánchez, explicó que con sus canciones buscan transmitir esperanza, predicar y anunciar la pasión de Jesucristo. “Todos los temas giran alrededor de la pasión especialmente la canción “Santa Cruz” un tema que dudábamos cantar pero hablando con las personas durante los dos días de misión en Arraiján, no podíamos dejarlo por fuera”, contó Sánchez.

Artículo anterior

Iglesia en salida y misionera

Siguiente artículo

Ser solidarios con nuestra Iglesia