ComunidadJóvenes

Con facilidad dices a quien sea: “te amo”

Existe una tendencia que se da desde años atrás, jóvenes le dicen te amo a una persona que acaban de conocer solo porque les simpatiza, o envían un mensaje con esta frase sin siquiera sentir afecto verdadero.
Quizás la escriben para demostrar más amor a sus amigos, sin pensar en lo que realmente significa la frase: “te amo” y con facilidad se lo manifiestan por todas sus redes sociales. Lo hacen sin percatarse de lo que realmente debe reflejar, o el peso que realmente tiene. Esta de “moda”, se usa como cualquier otra frase para saludar o para despedirse.
Cada día son más las parejas que al mes que son novios se dicen “te amo” y no se duda de que sientan algo muy fuerte el uno por el otro pero, ¿amor? Son palabras que conllevan mucha responsabilidad.
El sacerdote Alfredo Uzcátegui, Vicario de la parroquia Espíritu Santo explica que no se puede confundir en una interacción, todo con amor. Al menos que haya una profundidad tal, como la de Dios en nosotros. “Quien te ama te ayuda, te corrige, trabaja hombro a hombro en la construcción de un proyecto común”, agregó.
Si has dado tu corazón a personas que solo te dijeron palabras bonitas y te prometieron bajarte el cielo y la luna, pero no te lo demostraron con hechos lo que de su boca salía, entonces es obvio que hayas pasado una triste experiencia y estés algo decepcionado.
A pesar de lo vivido, no significa que siempre sucederá lo mismo. Debes estar atento para que no cometas los mismos errores. El problema tal vez está en no saber elegir, en no saber distinguir quien realmente te ama y quién no.
Puedes comenzar a sanar tu corazón con la ayuda de Dios, entrégale tus sentimientos y tu corazón herido. Su palabra nos dice: “Dame, hijo mío, tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos.” Proverbios 23:26.
No deseamos que te conviertas en alguien desconfiado, pero sí es el momento de creer en el amor de Dios, Él te puede guiar para que no fracases en tus elecciones en cuanto al noviazgo o a las amistades. Desde joven puedes dejar que Jesús sea lo más importante de tu vida. Todo lo que hagas basado en su voluntad te dará excelentes resultados.

Artículo anterior

Cuidemos siempre nuestra relación matrimonial

Siguiente artículo

Evangelizar por los medios