ComunidadJóvenes

ENRJ nos espera con los brazos abiertos

Como todos los años, el Encuentro Nacional de Renovación Juvenil (ENRJ) en Chitré hace de las suyas al convocar una gran cantidad de jóvenes de todo el país para vivir una experiencia de fe que quedará en sus corazones. Como joven he asistido a muchos de estos encuentros, soy fiel testigo que es un motor para vivir a plenitud un año con muchas ganas de trabajar en la Iglesia.
Ya sea que este represente un año más de encuentro o sea tu primera experiencia, te dejamos un par de consejos básicos para vivir a plenitud este encuentro:
Sé puntual para estar cómodo y vivir a plenitud todo el encuentro y no perderte ningún detalle.  Comparte con jóvenes de otras parroquias: este encuentro es una oportunidad genial para conocer chicos que al igual que tú viven la fe de forma activa. Además de convivir con los muchachos de tu parroquia, haz vínculos que de seguro serán grandes amistades santas para toda la vida.
Menos fotos y más vivencia. Las fotos son buenas pero el espacio de oración, prédicas, Eucaristía y confesiones es para vivirlo con el corazón. Las fotos son para los descansos o cuando la jornada finaliza.
Feria vocacional o stands de movimientos juveniles: muchos grupos o movimientos buscan llegar a más jóvenes al brindar información sobre sus actividades y visión de trabajo. Que este encuentro sea también un empujón para animarte a pertenecer a algún grupo de acuerdo a tu carisma.
Vivir el encuentro al máximo: No te vayas antes de tiempo, no te pierdas la Eucaristía o la Hora Santa. Abre tu corazón, exprésate y disfruta de una experiencia de fe diferente. No es un paseo, es una oportunidad para recargar baterías y conocer más de tu vida católica y enamorarte de Jesús.

Artículo anterior

Leer es una buena opción en estas vacaciones

Siguiente artículo

Pacíficos, pero no pasivos