DiócesisPenonomé

El deporte como medio de evangelización juvenil

La Parroquia Santiago Apóstol de Natá realizó un convivio deportivo en el que participaron jóvenes de varias comunidades parroquiales del sector. Este convivio fue organizado por el voluntariado de la Jornada Mundial de la Juventud, quienes además realizaron ventas de comida a beneficio de esta actividad que llevará a cabo la iglesia católica en nuestro país en el mes de enero del 2019.

Dicha actividad se realizó con el patrocinio de la empresa privada, quienes donaron los trofeos, que quedaron distribuidos de la siguiente forma: el primer lugar la comunidad de Capellanía, el segundo lugar la comunidad de la Zona y el tercer lugar la comunidad de Pueblo Nuevo.

Estos encuentros de convivencia se enmarcan dentro del proceso de estructuración de la Pastoral Juvenil que el equipo de la Jornada Mundial de la Juventud que la parroquia lleva a cabo. Vale destacar en este punto, que ha sido notorio el ánimo en los nuevos jóvenes que se han sumado a los diferentes grupos de la parroquia.

Mikelis Añino, Coordinadora de Voluntarios de la parroquia de Natá señaló que las convivencias deportivas son una de las áreas de crecimiento en las que se hace un especial énfasis, al igual que las demás áreas durante la formación que pretende integrar, tanto el aspecto humano como el espiritual, y mantener a los chicos activos en la Iglesia.

Por su parte Brayan Gil, joven deportista, manifestó que el deporte promueve el trabajo en equipo y el autocontrol “La Biblia usa un ejemplo basado en los deportes para enseñar algo interesante; dice…Los corredores en una carrera, corren, pero solo uno recibe el premio; así mismo, todo hombre que toma parte en una competencia ejerce autodominio en todas las cosas”, manifestó Gil muy emocionado. Durante la actividad estuvo presente el Padre Esaú Estrada, párroco de la iglesia Natariega, y el equipo organizador de los días en diócesis de la mencionada parroquia.

El cura párroco Estrada, felicitó a los jóvenes que participaron, por su larga y productiva actividad, y los exhortó a proseguir en este camino al servicio de su Iglesia y amar mucho a sus familias.

Artículo anterior

Jóvenes, pilares de la iglesia

Siguiente artículo

El uso correcto de medicinas en menores