DiócesisPanamá

Compromiso ciudadano

El domingo 5 de mayo del 2019 un gran número de personas cumplirán con su compromiso ciudadano de observar las elecciones como aporte a la patria y a la iglesia.

Para la Directora de Justicia y Paz, Maribel Jaén, la observación electoral estimula una toma de conciencia de los ciudadanos y obliga a las instituciones a tener mayor transparencia.

Desde el pasado mes de marzo, la Comisión de Justicia y Paz dio inicio a las jornadas de capacitación a nivel nacional a ciudadanos que fungirán como observadores electorales de la Iglesia Católica en los comicios electorales.

Maribel Jaén informó que los talleres de formación desarrollan temas como: Derechos Humanos, participación ciudadana y ética política, con líderes políticos. 

Asimismo anunció los talleres de ciberactivismo que incluirá formación ética sobre el uso de las redes sociales. 

La Comisión de Justicia y Paz necesitará de cerca de mil voluntarios capacitados, entre laicos y laicas, sacerdotes y delegados diocesanos en las provincias de Panamá, Colón, Chiriquí, Bocas del Toro, Darién, Veraguas, Los Santos y Herrera, que estarán distribuidos en las mesas de votación en todo el país, hospitales, centros penitenciarios y asilos.

Los objetivos específicos de la observa-ción electoral son el de vigilar el proceso de votación, registrar las anomalías e irre-gularidades; y desarrollar una encuesta a boca de urna que permita una aproxima-ción de la intención de voto. 

Para coordinar un mejor trabajo en los diferentes circuitos electorales y provinciales, se cuenta con un coordinador ge-neral de observación, al que se le debe brindar el apoyo necesario a fin de que se pueda lograr un mejor trabajo.

Desde la comunidad más lejana en la Comarca Ngôbe Buglé, hasta el centro mismo de la ciudad capital, estarán los observadores electorales de la Comisión de Justicia y Paz en los centros de votación vigilantes de un proceso electoral transparente.

Artículo anterior

Jóvenes participan de Innova Fest 2108

Siguiente artículo

Sin temor, jóvenes caminan hacia la santidad