DiócesisVicariato Apostólico del Darién

Compartir la alegría de ser cristiano

Durante el tiempo de vacaciones, los jóvenes del Colegio Bilingüe de María Auxiliadora, de Arraiján, se desplazaron por cuatro comunidades de la zona misionera de El Real de Santa María para compartir la alegría y la experiencia de lo que significa Jesús en sus vidas.
Vinieron con lo necesario, mochila en mano y con el corazón palpitante de fe y de ganas de poder trasmitirlo a los jóvenes afros, indígenas y campesinos.
Se visitaron los hogares, se oró por los enfermos, se realizaron catequesis con los niños y actividades lúdicas; de igual manera se les llevó el mensaje de Jesús a los jóvenes, que entre admiración y alegría compartieron con este grupo de estudiantes quienes les animaron a no tener miedo, a ser jóvenes con sueños y metas en la vida y sobre todo, que aun en medio de las dificultades que viven en sus comunidades, tengan siempre presente a Jesús, porque sólo él les puede dar la orientación y el sentido de la vida.
La Hermana Margina Cuadra, religiosa de María Auxiliadora, comparte que estas experiencias son muy importantes para los jóvenes, pues marcan profundamente sus vidas.
Lo que se buscó es que estos jóvenes estudiantes en un día no muy lejano y con sus conciencias formadas, sepan ser testigos de Cristo y gestores de una sociedad nueva.

Artículo anterior

La figura paterna y su vital papel en el hogar

Siguiente artículo

Encuentro Matrimonial Mundial Diócesano, celebró 30 años de servicio