ComunidadJóvenes

¿Cómo aprendemos a tomar decisiones inteligentes?

Te preguntarás ¿Cómo aprender a tomar decisiones inteligentes? Bueno, a través del ejercicio constante, con la posibilidad de leer más, practicando deportes, participando en actividades culturales como el teatro y el Ballet. Esto te obliga a utilizar funciones intelectuales superiores para planificar, abstraer, reflexionar, resolver conflictos y así no solo dejándonos llevar por nuestras emociones.

Para la directora de Vida Universitaria en la Universidad Católica Santa María La Antigua y Psicóloga, Dalys Sánchez, es importante que recuerdes que tomar decisiones no es fácil, pero todos los días lo haces. Tomas decisiones sencillas cuando te vas a vestir, a comprar un perfume, cuando sales con tus amigos, o estamos en el restaurante; e incluso realizas otras más complejas, como aplicar para un nuevo empleo, estudiar en el extranjero.
¿Y qué hace que parezcan inteligentes? Según la Psicóloga Sánchez, que las decisiones y actividades que realizas tengan consecuencias positivas para ti y para los que te rodean.
¿Por qué son importantes las decisiones que tomas? Porque de ellas se determina tu futuro; señala la Psicóloga, a medida que vas madurando, debes tener la seguridad y confianza en tí mismo para asumir la responsabilidad y las implicaciones morales de tus decisiones; por lo que no se deben tomar a la ligera.
Como joven podes afrontar decisiones de acuerdo a tu edad cronológica, a la madurez emocional y cognoscitiva; explica la Psicóloga Sánchez, estas decisiones podrán versar sobre diferentes temas. Lo único que necesitamos es tener claro lo que queremos para nuestra vida, y cómo podemos conseguirlo de forma honesta y coherente con la realidad en la que nos encontramos.
Si gozas de una buena autoestima, auto concepto adecuado, es decir si reconoces tus talentos y habilidades, podrás hacer uso variado de los mismos procurando mayores oportunidades perfectamente como continuar sus estudios en otro país, pertenecer a su grupo de debate escolar, convertirte en un renombrado dirigente sindical y finalmente ejercer una profesión.
El esfuerzo consciente, en el trabajo diario como practicar actividades deportivas, recreativas o culturales que contribuyan a fortalecer tu autoestima y el auto concepto; indica la psicóloga Sánchez, que te ayudan a analizar la información que proviene de los medios de comunicación y redes sociales; además te permite analizar, disentir y defender tus derechos como ciudadanos, como estudiantes, como personas.

Artículo anterior

Las grandes debilidades y riesgos del amor de pareja

Siguiente artículo

Servir a la Iglesia sin protagonismo