DiócesisVicariato Apostólico del Darién

Río Congo recibe a monseñor Pedro Hernández Cantarero

Monseñor Pedro Hernández realizó su última visita pastoral del año 2017 a la zona misionera de Río Congo. Esta zona es de reciente creación, pues antes pertenecía a Agua Fría y La Palma.

Para dar una mejor atención,  decidió crear este sector con el fin de que  las zonas campesinas más alejadas,  tuvieran mayor facilidad a los sacramentos y un mejor acompañamiento; las personas que habitan la mayoría de estas comunidades,  son  campesinos oriundos de las provincias centrales.

Con esta visita el Obispo busca  conocer  de cerca el trabajo evangelizador que el Padre Luis González,  encargado de la zona,  junto a los  laicos comprometidos,  va realizando de cara a una mejor consolidación de la iglesia en estas montañas.

La vida campesina con sus costumbres interioranas impregnan la cultura de Río Congo, así mismo la tradición católica herencia de sus orígenes del  interior, hacen que esta región pastoral sea una de las zonas que más cuenta con delegados de la Palabra de Dios, catequistas y  comités,  y que gracias a la labor de los sacerdotes que anteriormente estuvieron ahí  y que supieron dar un testimonio misionero tales como el Padre Lucho Luis Vélez, el Padre Celestino y el Padre Alberto Domínguez, hoy se están cosechando frutos.

La visita de Monseñor ha sido un reafirmar del trabajo pastoral, según las opciones del plan del Vicariato. Ha  querido visitar algunas comunidades para escucharles y compartir la vida.

Entre las actividades que se realizaron durante la estancia del Obispo en esta zona estuvieron las visitas a algunos hogares, llevándoles el anuncio de la Palabra y la unción a los enfermos. Al finalizar cada día, la Eucaristía se celebraba en la comunidad visitada, entre ellas se destacan  por ser de mayor población, Barriales,  El Cacao, Buena Vista, Arenal y Platanilla, centro de la misión.

Tanto al inicio como al final de la visita pastoral, Monseñor como cabeza de esta iglesia,  quiso reunirse con los agentes de pastoral,  para escuchar sus testimonios de trabajo pastoral, los grandes desafíos a los que se enfrentan, no solo a nivel religioso,  sino también a nivel social,  pues por la geografía,  hay muchas comunidades que no cuentan con los servicios básicos y muchas son de difícil acceso.

Monseñor  Pedro les animó a estar siempre alegres, trabajando por el Señor, que continúen con la evangelización de sus comunidades a pesar del cansancio.

Artículo anterior

Pobreza y desigualdad tienen rostro femenino

Siguiente artículo

Formación Pre Matrimonial