ComunidadFamilia

Regular el uso de la televisión

Reproducimos a través de esta nota, algunas recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría con respecto a los chicos y la televisión. Esta agrupación que reúne a 40.000 pediatras norteamericanos y de otras nacionalidades, dedicados a la salud, seguridad y bienestar de los bebes, niños, adolescentes y jóvenes, señala la importancia de poner límites en cuanto este tema.
Primero, infórmese cuántas horas sus hijos ven televisión. Después limite la visión a 1 o 2 hora diarias, y sea firme. Recuerde que antes, las familias encontraron otros medios de entretenimiento y diversión.
Crear mejores hábitos para mirar televisión merece todo el esfuerzo. No se sorprenda si a su hijo no le gusta que le reduzcan el tiempo de televisión. Puede facilitar la transición ofreciéndole otras actividades como deportes, juegos, lecturas, conversación o hobbies. El aparato debe ser prendido sólo para ciertos programas, y debe ser apagado cuando terminan, piense en ver un programa de televisión como si fuese ir al cine.
A medida que sus hijos empiezan a aprender a vivir en el mundo, usted es el modelo más importante que ellos tienen. Buenas costumbres creadas en la infancia son el fundamento de buenas costumbres en la adultez. Cuando su hijo pida productos anunciados en la televisión, explíquele como hace la televisión para que los espectadores quieran cosas que no precisa y que algunas de ellas pueden hacer mal.
Muéstreles bien que el mundo de la televisión no es real. Los más chicos especialmente demoran en aprender lo que es real y lo que no lo es. Si sus hijos son muy pequeños, puede ser que no sean capaces de distinguir entre la publicidad, un dibujito o la vida real. Explíqueles que algunas acciones no se aplican en el día a día.

Artículo anterior

Jesús en los caminos de la humanidad

Siguiente artículo

Acompañarse en la salud y en la enfermedad