DiócesisPanamá

Operativo de seguridad para procesión de nuestra Patrona

Jorge Díaz, coordinador de logística del Comité Organizador, indicó que se está trabajando arduamente en los últimos detalles de la Solemnidad de Santa María la Antigua, a celebrarse el próximo sábado 9 de septiembre.
Se desplegará un operativo especial desde el Parque V Centenario hasta la Iglesia San Francisco de Asís ubicada en el Casco Antiguo, para garantizar la seguridad de los fieles durante la procesión que recorrerá casi 1 kilómetro.
Díaz afirmó que la convocatoria se está realizando para que desde las 7 de la mañana vayan llegando los feligreses al punto de partida, a las 7:30a.m. iniciará el rezo del Santo Rosario y a las 8 de la mañana arranca la procesión por la nueva ruta establecida.
Por su parte, el Mayor Nicolás Carrasco, del Servicio de Protección Institucional informó que los funcionarios del SPI se mantendrán activos para garantizar la seguridad del perímetro, se desplegarán en el área 40 unidades. “Cualquier irregularidad que se presente allí estarán los diferentes estamentos de seguridad, SIP, SINAPROC, Policía Nacional y los Bomberos para atender a los feligreses”, recalcó.
El padre David Cosca agregó que este año es especial, “todo se organiza como preparación hacia la Jornada Mundial de la Juventud 2019, también nos llena de alegría saber que en esta fiesta solemne el pueblo acompañará a los Diáconos Justo Rivas y Pedro Rodríguez, se ordenarán como sacerdotes, dos hombres que trabajan arduamente por la JMJ”.
La solemne eucaristía iniciará a las 9 y media de la mañana presidida por Monseñor José Domingo Ulloa, Arzobispo de Panamá y concelebrada por el clero arquidiocesano.
El Comité Organizador ha dispuesto colocar sillas, bocinas y pantallas para que los feligreses que no puedan entrar al templo, puedan disfrutar desde afuera sin perderse ningún detalle de la celebración. Se recomienda llevar durante el recorrido: zapatos cómodos, paraguas, usar sombrero o gorra, utilizar protección solar y llevar su termo de agua.
Esta celebración mariana tiene un gran significado para los fieles panameños, ya que la imagen de Santa María La Antigua fue la primera advocación que llegó a Panamá.

Artículo anterior

Talleres en parroquias para prevenir la explotación sexual

Siguiente artículo

San Agustín, Obispo y Doctor