DiócesisPanamá

La ola naranja de la Campaña Arquidiocesana se tomó las calles

El pasado fin de semana las calles de la ciudad capital fueron tomadas por más de 5 mil jóvenes voluntarios de la llamada “Ola Naranja” de la Campaña Arquidiócesana, una juventud dispuesta a formar líos tal como lo pidió el Papa Francisco.
Bajo el lema “El Todopoderoso ha hecho cosas grandes en mí”, se inició con una misa televisada, presidida por el Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa Mendieta, en la parroquia Ntra. Sra. de la Esperanza la fase de Solidaridad con la colecta en las calles, donde participaron más de 5 mil jóvenes que dijeron “soy Iglesia”, al participar como voluntarios.

Lanzamiento en Pacora
La Parroquia Jesús Buen Pastor realiza una actividad especial cada año, para dar inicio a la fase de solidaridad de la Campaña. Ahí estuvo presente Panorama Católico, siendo testigos de la alegría que irradia a esta comunidad por colaborar con nuestra Iglesia.
Así, conversamos con Arcelio Torivio quien ha coordinado por cinco años el grupo que organiza esta actividad, y señaló que apoyar como voluntario es una experiencia maravillosa, pues año tras año buscan resaltar la fase de evangelización dentro de la parroquia porque creen que si evangelizan bien, el resultado se verá reflejado en los aportes en la colecta.
José Abel Bravo señaló que el acompañar a su papá en la colecta en las calles durante la Campaña Arquidiocesana ha sido una experiencia muy buena. “Desde que tenía 10 años de edad le dio la casta suficiente para no rendirse ante los obstáculos, razón por la cual, con alcancía en mano, cada año con lluvia o sol sale a las calles”, dijo.
Por su parte, el Arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa, quien también se hizo presente en Pacora señaló que hay que tener solidez y base para decirle a los demás “Iglesia eres tú”, o cuando te pregunten ¿por qué eres cristiano católico?, ¿quién es el fundador de la Iglesia?… “Como jóvenes deben tener claro lo que nos hace diferentes”, dijo.
Estela Villa Real, actual Directora General de la Campaña Arquidiocesana agradeció a todos los jóvenes voluntarios que participaron con su mejor rostro reflejando ese inmenso amor que Jesucristo siente por nosotros, en esta primera etapa de la fase de solidaridad.
“Con esto queda demostrado con mucha altura, dignidad y con mucha alegría que somos una Iglesia viva, y que estamos llevando a todos ese hermoso mensaje de ser corresponsables de nuestra Iglesia”, indicó Villa Real.
Agregó que “Iglesia eres tú” no es un slogan publicitario, ni una frase bonita para que se pegue; sino que, es la verdad de cómo debemos sentirnos, de cómo es nuestra Iglesia y poder llevar la evangelización a más lugares.

Artículo anterior

Comunicar con miras a la JMJ

Siguiente artículo

Jóvenes disciernen sobre su proyecto de vida