DiócesisSantiago

Formando líderes juveniles

Un paso en la revitalización del proceso de Pastoral Juvenil de la diócesis fue la creación de las Escuelas de Líderes Juveniles, que abrió sus puertas este año con la participación de 100 jóvenes de las distintas parroquias, Cuasi parroquias, Centros Misioneros y Capellanías. Este proyecto impulsa el protagonismo del joven en salida a través de la formación  desde la propuesta de la Pastoral Juvenil Latinoamericana, brindándoles herramientas para coordinar, guiar, animar y organizar una pastoral juvenil, grupo juvenil  o comunidad juvenil.

Con la alegre noticia de la JMJ PANAMA 2019, la escuela juvenil continuará el proceso el próximo año 2018, dedicada a la formación de los líderes parroquiales que dirigen a los peregrinos hacia la jornada. Cabe resaltar que los facilitadores de las diversas herramientas de formación en la escuela son Sacerdotes, Religiosas y laicos comprometidos.

Dentro del acompañamiento pastoral a los jóvenes de las distintas parroquias de la de Santiago, ha sido una constante la necesidad de revitalizar, reorientar y redefinir un proceso que lleve a los muchachos a la mayor consciencia de su verdadera identidad, de su misión, y de lo que significan para la iglesia universal y diocesana. Desde esta nueva mirada, desde el año 2016 se va restructurando todo un programa que articule un proceso al estilo de Jesús con los discípulos de Emaús,  donde a la luz de la Palabra de Dios, se sientan interpelados, llamados, y elegidos.

Otro de los puntos que ha revitalizado la Pastoral Juvenil Diocesana, han sido los Encuentros Juveniles Zonales. Actualmente la Diócesis está dividida en 5 zonas pastorales que agrupan nuestra Parroquias, cuasi parroquias, centros misioneros, y capellanías. Estos encuentros ayudan en la animación y creación de la Pastoral Juvenil Parroquial en la que se integra y se hace parte el joven.

Han sido testigos del hermoso despertar de la juventud; el don de la JMJ Panamá, ha sido un hermoso aliado en este proceso juvenil parroquial, y el deseo de ser testigo ante el mundo cada vez más relativizado y sumergido en la soledad y la insensibilidad, es un milagro que ven en la mirada de nuestros jóvenes.

En este mismo proceso,  para el 18 de noviembre se ha convocado a todos los líderes juveniles parroquiales para la Asamblea Diocesana de Pastoral Juvenil; para discernir a la luz del Evangelio, las  luces y sombras,  y trazar el camino que se debe seguir.

Cabe resaltar la importancia de este encuentro que es único y especial  en la diócesis. Contarán con la participación de todos los sacerdotes encabezados por el Señor Obispo, religiosas y religiosos, laicos para evaluar este proyecto. Sin embargo esta Asamblea es totalmente juvenil, pero desean con ellos revitalizar, reorientar y redefinir la PJ.

Una parte importante dentro de este proceso, viene a ser todo el entusiasmo y disposición de la Comisión Diocesana de Pastoral Juvenil y de su asesor, el Padre Jorge Mendoza, que como ayuda pastoral en el crecimiento del trabajo diocesano, ponen sus mejores esfuerzos para construir el proyecto del Evangelio, en el corazón del joven interiorano, y en especial del joven Veragüense; un joven que vive en medio de grandes tradiciones culturales; de grandes muestras de cariño al fervor religioso; pero sobre todo de un joven que quiere ser feliz.

Artículo anterior

Impulsando la evangelización desde los medios digitales

Siguiente artículo

Un sueño hecho realidad en Portobelo