DiócesisPanamá

Festividad será celebrada con dos ordenaciones sacerdotales

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa Mendieta, exhorta a la feligresía a celebrar la fiesta patronal de Santa María la Antigua, el próximo sábado 9 de septiembre, con mucha alegría y entusiasmo, a fin de manifestar públicamente la importancia de la Virgen en el proyecto de Salvación del Mundo y en la historia del pueblo panameño.
La festividad de la patrona de Panamá, comenzará el 9 de septiembre, a las 7:00 a.m., hora que se convoca a los fieles para reunirse en la Plaza V Centenario (antiguo mercado público) para a las 7:30 p.m. dar inicio al rezo del Santo Rosario, con los misterios de Gozo; luego comenzará desde ese lugar la procesión con la imagen de Nuestra Señora hacia el templo San Francisco de Asís (Casco Antiguo); para continuar ahí con el Santo Rosario. La solemne eucaristía será a las 9:30 a.m. presidida por el Arzobispo Ulloa y concelebrada por los obispos auxiliares y el clero arquidiocesano.
Estos 504 de la creación de la primera diócesis en Tierra Firme, tendrá una connotación especial porque en ella se realizará la ordenación sacerdotal de los diáconos Justo Rivas y Pedro Rodríguez, que se incorporarán al clero arquidiocesano, explicó monseñor Ulloa.
Mantener viva nuestra memoria histórica, destacó monseñor Ulloa, “nos permite celebrar lo que somos como pueblo, como nación, como creyentes, y una de nuestras raíces indiscutiblemente es católica, esa fe que vino a esta tierra istmeña de la mano de Santa María la Antigua, quien nos ha llevado hacia su Hijo Jesucristo, durante toda nuestra historia nacional”.
El 9 de septiembre de 1513 el Papa León X, mediante la Bula “Pastoralis Officii Debitum”, creó la Diócesis de Santa María La Antigua, con sede en el poblado que llevaba ese mismo nombre; elevando su Capilla al rango de Catedral y dio como titular a la Santísima Virgen, bajo esta misma advocación.

Artículo anterior

Vivir a ejemplo de María

Siguiente artículo

Reconocer y valorar a los indígenas del país