ComunidadJóvenes

Evangelizas con tus publicaciones

Tus amigos, conocidos y demás seguidores pueden hacerse una idea bastante clara de cómo andas en posición a ciertos pensamientos o ideologías solo por ver qué cosas publicas y compartes. Con un simple clic puedes exponer tus emociones, tu status sentimental, tu sentido del humor y hasta demostrar que tienes un cierto rencor a algunas tendencias o pensamientos ajenos.
Ahora mi punto clave en este escrito, si somos jóvenes cristianos que practican su fe, ¿qué puedo publicar y qué no?
¿Cuál es mi punto? Que a final de cuentas tus cuentas de redes sociales sí te definen como persona porque exponen todo lo que tu mente no es capaz de mantener callada. Y sí, cada quién es libre de publicar lo que desee y seguir y compartir lo que le plazca, pero vamos, tenemos que ser muy doble moralistas para tener el coraje de subir un lunes una foto de tú y tu grupo juvenil en un retiro mientras pones de “caption” que están ungidos por el espíritu para que luego el viernes subas una foto con tus amigos de la universidad mientras estás en un vestido que no te deja ni sentarte, estamos grandecitos para comprender que las redes sociales son para evangelizar. Y si andas con ganas de publicar barbaridades entonces deja de hacerte el católico practicante porque nadie te lo va a creer. Evangelicemos con el ejemplo, las personas ven lo que publicamos y le toman importancia a eso. Después no te quejes que nadie te hace caso cuando lo invitas a la Iglesia o a que busque de Jesús, quizás vieron tus redes sociales y no encuentran concordancia a lo que dices y publicas.

Artículo anterior

A través de su arte…deja huellas

Siguiente artículo

Una forma moderna de esclavitud