ComunidadJóvenes

¿Está Jesús en nuestro diario vivir?

Los jóvenes siempre andamos a mil por hora. Entre las clases, el trabajo, la vida social y otros asuntos personales, nuestras 24 horas del día se ven saturadas por demasiada información y temas por resolver. Y muchas veces, dependiendo de la realidad de cada quien, podemos encontrarnos con jóvenes que dicen no tener tiempo para ir a la Misa diaria o a visitar el Santísimo. Sin embargo, tener a Jesús presente en nuestras vidas no es sólo posible en un Templo o frente al Sagrario, sino en nuestra agenda cotidiana. Se trata de leer el Evangelio diario, de orar antes de cada comida y de orar en el tiempo libre, ya sea mientras vamos en un transporte, mientras escuchamos una canción con un mensaje motivador o cuando entramos a Internet para buscar datos curiosos de algún santo o comprender mejor la lectura del día.
Jesús nos llama de muchas maneras a estar en constante comunicación con él, especialmente en los días de nuestra juventud, tal como lo dice Eclesiástes 12,1. Por eso, hoy estamos invitados a ver más allá y comprender que nuestra fe está en nuestro corazón, Jesús quiere que abramos las puertas para dejarnos amar por Él. Tengamos siempre presente a Jesús. Oremos, dialoguemos con Él, seamos personas que buscan evangelizar y ser testimonio vivo del amor de Jesús y su gran acción en nuestras vidas. Te invito a buscar a Jesús, en las cosas pequeñas, en ayudar al prójimo, en ser un buen ejemplo para la sociedad, en evangelizar sin miedo a los comentarios y en desarrollar un estilo de vida donde Él sea tu mejor amigo.

Artículo anterior

Política y juventud, desafío actual

Siguiente artículo

¿Somos cristianos de verdad?