DiócesisPrelatura de Bocas del Toro

Encuentro Juvenil en Isla Colón deja buenos frutos

Con el lema “El Todopoderoso ha hecho cosas grandes en mi”, se realizó el Encuentro Juvenil de la Prelatura de Bocas del Toro. Este fue uno de los lemas que el Papa Francisco ha escogido para el itinerario de tres años de las Jornadas Mundiales de la Juventud, que culminará con la celebración programada en Panamá para el año 2019”.
Para la juventud bocatoreña fue una pequeña JMJ, en la que participaron cerca de 300 jóvenes con sus sacerdotes y coordinadores de todas las parroquias, pero también de David, Penonomé y Panamá. Durante casi tres días los jóvenes tuvieron la posibilidad y alegría de estar cerca de Dios y de compartir entre ellos.
Cada momento del encuentro tenía su propio valor. Sin embargo las cosas más importantes se realizaban en los corazones de cada uno de los participantes donde solo el Señor puede entrar con su amor para tocar y actuar. Y lo hacía con su poder en el sacramento de la reconciliación, durante las Eucaristías y la Adoración del Santísimo Sacramento. Durante todo el encuentro los jóvenes por medio de las oraciones, homilías y catequesis miraban a María nuestra Madre y sus actitudes como modelo a imitar.
El Comité Organizador Local (COL) de la JMJ Panamá 2019 presentó a los jóvenes bocatoreños la realidad de estos encuentros mundiales. Hasta hoy día ningún joven de la Prelatura ha participado en una Jornada, así que hay mucha necesidad de presentar esta temática.
Se vio mucho entusiasmo, y con gran atención los jóvenes se animaron a trabajar y preparar la JMJ en la Prelatura. A la vez, animados por los párrocos se presentaron las personas que van a formar comités parroquiales, y durante una reunión se conformó el comité de la Prelatura que va a trabajar en futuro en la preparación de los días en las diócesis. Así que el encuentro juvenil de este año dio un inicio del itinerario concreto hacia JMJ 2019.

Artículo anterior

Con esfuerzo, logran restauración

Siguiente artículo

Jóvenes al servicio de la Iglesia