DiócesisPrelatura de Bocas del Toro

Encomiendan familias bocatoreñas a San Agustín

Los agustinos recoletos presentes en la parroquia San José de Almirante celebraron la solemnidad de San Agustín, su patrono, y en este marco festivo y espiritual se clausuró el reinado de las familias misericordiosas, y se informó a los fieles presentes sobre la entrega de esta parroquia a Monseñor Aníbal Santa María.
La celebración de la fiesta se realizó en la capilla San Agustín ubicada en la Barriada Nuevo Almirante. Este centro de oración posee una comunidad pequeña, que cada viernes se reúne para celebrar la eucaristía dominical.
La compenetración de los fieles es mucha, pero es necesaria la formación y estructuración de la misma para que el trabajo pastoral se realice con más eficacia y eficiencia, potenciando la cercanía entre fieles y sacerdotes.
La comunidad buscando fondos, organizó realizar una venta de sopa, y para ello se solicitaron donaciones a muchos vecinos, que cooperaron sin ser partícipes de las misas. Además también se organizó rezar la novena a San Agustín casa por casa; este año el lema de la novena fue “Si tu actuar es misericordioso, la santidad será tu gozo”, y así se unieron a la celebración del Año de la Santidad que la familia Agustina Recoleta está celebrando en el mundo entero.
Más de 100 personas participaron de la celebración en la capilla San Agustín que quedó hermosamente decorada y aunque no se pudo realizar la procesión por la lluvia, la alegría y el compartir fueron grandes.
Esa misma noche también realizaron la bendición del sagrario de la capilla, para luego notificar a los presentes que Monseñor Aníbal Santa María solicitó a los Agustinos Recoletos la Parroquia de San José de Almirante y la cuasi parroquia San Vicente Paúl, lo que significa que a partir del 14 de octubre contarán con un sacerdote diocesano para realizar la evangelización y pastoreo de este corregimiento.
Fray Juan Carlos Andújar, actual párroco agradeció a todos los presentes la amistad y el cariño ofrecido.

Artículo anterior

Servir con alegría a Cristo

Siguiente artículo

Septiembre mes de la Biblia