ChitréDiócesis

Educa resaltando la identidad y reforzando la misión en las aulas

El pasado 9 de abril, la comunidad diocesana de Chitré celebró un aniversario más de fundación del Colegio Agustiniano Nuestra Señora del Buen Consejo. Hace exactamente 29 años, un minúsculo grupo de hermanas agustinianas de la comunidad Madres Agustinas de Talavera de la Reina (Toledo-
España), llegó a nuestra tierra, con la misión de fundar un colegio católico.
La madre Dolores de Jesús, encargada de la fundación del colegio, señala que fueron sorprendidas por la acogida, y que a su llegada, el padre agustino Miguel Ángel Keller, ya tenía listos los documentos del Meduca, motivo por el cual pudieron iniciar ese mismo año.
Como toda obra en sus inicios, no tenían las instalaciones actuales, que se han ido construyendo durante estos años gracias a la colaboración y la generosidad de muchas familias chitreanas, pero sí pudieron contar con la donación de un amplio terreno por parte de la familia Márquez, que ha continuado apoyando al colegio por mucho tiempo.
Gracias al trabajo, y sobre todo al entusiasmo de las fundadoras, entre las cuales estaba también la actual directora del Colegio, Sor Esther María Rodríguez Aranda, al compromiso del cuerpo docente y de la Asociación de Familias, el colegio ha crecido exponencialmente, y este año cuenta con 932 estudiantes, y podrían ser muchos más.
“Al principio soñaba con un colegio con menos estudiantes, porque mi deseo era conocer uno por uno a los estudiantes y a sus familias para establecer con ellos un contacto más familiar y continuo”, señala la Religiosa.
Educa resaltando la identidad y reforzando la misión en las aulas Sin embargo, agrega que en el ADN del colegio está el servicio a la comunidad, y su llegada a Chitré respondía a la necesidad de ofrecer un servicio educativo al estilo cristiano, así como muchas personas lo habían invocado. Por lo tanto, crecer no ha sido fruto de un plan de expansión, sino una necesidad de llegar a servir más personas.
Actualmente el colegio cuenta con: Educación Básica General (Preescolar, Primaria Y Premedia) y Educación Media, ofreciendo a sus estudiantes un Perito Comercial en IV año y el Bachillerato en Ciencias y Letras.
Los alumnos son formados humanística – científicamente para que tengan referentes claros en conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes, desde una fuerte vivencia de los valores cristianos – para afrontar esta sociedad de cambios rápidos y acelerados.
El objetivo fundamental es la formación integral de la persona, y de allí, todos los demás logros que el estudiante coseche.

Artículo anterior

Encuentro juvenil camino al EMJI

Siguiente artículo

Preparación y formación rumbo a la Jornada Mundial de la Juventud