Comunidad

¿Cómo enseñar el valor de la tolerancia?

La tolerancia hace referencia a una actitud de apertura y respeto a las diferencias que existen entre las personas. Tolerancia significa respetar y aprender de otras personas, valorar las diferencias, tender un puente entre las brechas culturales. Como todas las actitudes, la tolerancia se enseña en formas sutiles, y es una labor que deben tener los padres. Incluso antes de aprender a hablar, los niños observan todo cuidadosamente e imitan a sus padres. Los niños de todas las edades desarrollan sus propios valores, en gran parte, imitando los valores y las actitudes de las personas que están a su alrededor.

Muchos padres viven y trabajan en comunidades diversas y tienen amigos que son muy diferentes a ellos. Los padres que demuestran tolerancia en sus vidas cotidianas envían un poderoso mensaje. Como resultado, sus hijos también aprenden a valorar las diferencias. Por supuesto, acoger las diferencias de otros no significa dejar de lado el propio patrimonio.

Las familias pueden encontrar formas de acoger las diferencias de otros y, al mismo tiempo, honrar y transmitir su propio patrimonio cultural. Los padres pueden enseñar a tolerar con el ejemplo, pero también de otras formas. Hablar sobre la tolerancia y el respeto ayuda a los niños a aprender más acerca de los valores que usted quiera impartir. También es importante brindarles la oportunidad de jugar y trabajar con otros.

Esto permite a los niños aprender de primera mano que todos tenemos algo para aportar y a experimentar las diferencias y similitudes. Por eso es importante que se reconozca y respete las diferencias de su propia familia y que se demuestre aceptación de las capacidades, los intereses y los estilos diferentes de sus hijos.

Artículo anterior

La alegría de dejarse cautivar por Cristo: objetivo de la catequesis

Siguiente artículo

Que tu mente, corazón, alma y vida estén en total sintonía