DiócesisPrelatura de Bocas del Toro

Caminando y trabajando hacia una Pastoral Familiar

Una de las prioridades pastorales en la Prelatura de Bocas del Toro es la pastoral familiar, consignado así en la Asamblea de Pastoral de la Prelatura (Kankintú, 2011). La pastoral familiar es también una opción pastoral de los obispos panameños en el documento final de la Asamblea Nacional de Pastoral (Panamá, 2012), y esto ha impulsado al clero de la Prelatura a crear y fortalecer la estructura de Pastoral Familiar en cada parroquia.
Para ello, buscan crear a nivel de la provincia un equipo que organice y motive un proyecto pastoral que permita desarrollar esta opción, y así mismo desde el evangelio, motivar a las familias en la vivencia de la fe en sus hogares.
Con este motivo se convocó a las parroquias de la Prelatura para una jornada de motivación el pasado 13 de mayo en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de El Empalme.
La agenda de la reunión comprendía una presentación de la visión del Papa Francisco sobre el matrimonio y la familia según AMORIS LAETITIA. Los expositores fueron los presidentes nacionales del MOVIMIENTO FAMILIAR CRISTIANO de la Diócesis de David, los esposos Francisco Morales y Cornelia Mina.
A su vez, el Padre Bartolomeu Blaj, párroco, expuso cómo la pastoral familiar en el marco más amplio de una pastoral de conjunto es la realización de la dimensión trinitaria de la fe, la vida cristiana y la Iglesia.
Las consecuencias pastorales que de allí se derivan exigen hacer de la familia un eje transversal de todas las acciones pastorales de la iniciación cristiana, la espiritualidad, la vida litúrgica y sacramental, y por supuesto, la acción catequética.
En la tercera parte de la jornada de pastoral familiar en la que participaron delegados de tres de las seis parroquias, los esposos Morales Mina expusieron en detalle el itinerario formativo de quienes se incorporan al Movimiento Familiar Cristiano como opción válida para vivir el evangelio del matrimonio y la familia.

Artículo anterior

Colegio de excelencia académica

Siguiente artículo

Jóvenes reafirman su fe