DiócesisPrelatura de Bocas del Toro

Bocatoreños entusiasmados por proyecciones de la JMJ

Llegar a las periferias geográficas es el principal desafío en la prelatura de Bocas del Toro, donde la carencia de misioneros y las distancias hacen más complicada la tarea evangelizadora, pero no mina el entusiasmo de quienes se han comprometido con la Iglesia a recibir a los jóvenes peregrinos del mundo, desde su Obispo Aníbal Saldaña, los sacerdotes, religiosas y laicos.
Es en ese contexto en que la Jornada Mundial de la Juventud, ha sido vista como una oportunidad para entusiasmar el caminar pastoral, a través de los jóvenes.
Para el director de comunicación de la JMJ, Eduardo Soto, se experimentó un entusiasmo entre los participantes del encuentro convocado para explicar la estrategia comunicacional que puede ser adaptada o mejorada según las circunstancias de cada realidad pastoral en cada diócesis.
Este encuentro se realizó en el Centro Regional Universitario de Bocas del Toro, el martes 19 de septiembre con los responsables de comunicación acompañados del P. Bartolomeu Blaj, recién nombrado responsable del Días de las Diócesis de la JMJ en la Prelatura y quien es el actual párroco de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús.
La estrategia de comunicación de la JMJ está pensada de cara a la sociedad en general que no conoce nada de la Iglesia ni mucho menos de este evento, que a pesar de que es organizado por la Iglesia Católica está abierta para todos los jóvenes sin exclusión de nadie.
Nelson Muñoz, responsable de las redes sociales, explicó el proceso de transición de algunas redes sociales, desde las Jornadas de Madrid hasta Cracovia, y la creación de otras desde la JMJ Panamá y la importancia de tener un contenido institucional.
Explicó también la importancia del trabajo en equipo de personas que colaboran de manera voluntaria desde las anteriores jornadas para sostener las redes sociales, en 22 idiomas.
Por su parte, Eunice Meneses Araúz, directora de comunicación de la Arquidiócesis de Panamá destacó la importancia del fortalecimiento de las estructuras eclesiales a partir de la Jornada, que es una oportunidad que nos ofrece este evento. Destacó a la vez la importancia que la juventud católica o no, pueda aportar a la consulta del Sínodo de Obispos sobre los jóvenes que se realizará en el 2018.
Soto recalcó que se continuará las visitas a las diócesis para ir acompañando a los equipos diocesanos en torno a la Jornada Mundial de la Juventud.

Artículo anterior

Encuentro de jóvenes agustinos

Siguiente artículo

Día Mundial del Turismo