DiócesisPanamá

Arzobispo, Hijo Meritorio de la capital

El Municipio de Panamá distinguió como Hijo Meritorio del distrito capital al arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, en la víspera del inicio del Mes de la Patria.

En su intervención, el prelado manifestó que recibir tal distinción en estas fechas en que se rinde honor a la Patria, es toda una señal de obligación y una responsabilidad de ejemplaridad.

Enfatizó que quienes estamos haciendo la historia hoy debemos tener la capacidad de comprender que el resultado de todos como nación no es por el mérito personal de alguien, sino  por el proceso de desarrollo de nuestro ser y quehacer panameño a lo largo de la historia.

“En el caso de la Iglesia, no podemos separar la historia Patria de la historia eclesial”, sentenció.

Según el arzobispo, la distinción recibida pertenece más a la institución que representa, a la primera Diócesis creada en tierra firme un 9 de septiembre de 1513; a la institución que ha acompañado el caminar del pueblo en las gestas que ha tenido que librar y, ahora ante el histórico reto de la Jornada Mundial de la Juventud en enero de 2019.

Monseñor Ulloa hizo un llamado alto y claro a los concejales capitalinos: “si ustedes quieren invertir en algo seguro y beneficioso para el desarrollo del país, hay que invertir en la juventud, no con paliativos ni prebendas, sino con oportunidades para toda la juventud sin distingo de credo, etnia, clase social o ideología. Ellos tienen la capacidad de cambiar sus vidas y transformar positivamente el país”.

El arzobispo recordó que cuando el 17 de abril de 2004 fue consagrado Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis, llegó a vivir y a quedarse para siempre en  la capital, “y ha sido tanta vuestra bondad que me han hecho un capitalino más”,  sin que ello signifique que ha olvidado a su ciudad natal.

“Reitero mi gratitud por haberme concedido el título de hijo Meritorio del Distrito Capital  de esta heroica  Ciudad Capitalina”, que se prepara para celebrar en el 2019 sus 500 años de su fundación, destacó al terminar su intervención en el acto de entrega del pergamino.

Por su parte, José Blandón Figueroa, alcalde capitalino, destacó que la designación como Hijo Meritorio del Arzobispo es oportuna en el momento que vive el país, porque monseñor es un guía espiritual de este pueblo y un ejemplo para los ciudadanos.

Explicó que era necesario que el 31 de octubre, víspera de las fiestas patrias, se exaltaran los valores patrióticos y lo que nos distingue como nación, no costumbres foráneas.

Asimismo, el presidente del Concejo, Javier Sucre, agradeció a Monseñor Ulloa su tarea en favor de la juventud panameña.

Artículo anterior

Verdaderos misioneros de Jesús

Siguiente artículo

Celebrar la historia, aprender de la historia