CulturaVariedad

Declaración Universal de los Derechos Humanos

Elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, fue proclamada por las Naciones Unidas en París, como un ideal común que establece, por primera vez, los derechos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero. Ha sido traducida en más de 500 idiomas. Es el documento más traducido del mundo.

A raíz de la Segunda Guerra Mundial, se constituyó las Naciones Unidas como una organización intergubernamental con el propósito de salvar a las generaciones futuras de la devastación de conflictos internacionales. La Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, bajo la presidencia de Eleanor Roosevelt, se encargó de crear la Declaración Universal de Derechos Humanos.

La Declaración es un documento en contínua evolución que ha sido aceptado como contrato entre un gobierno y su pueblo en todo el mundo.

En el año 539 a. C., los ejércitos de Ciro el Grande, el primer rey de la Persia antigua, conquistaron la ciudad de Babilonia. Sus siguientes acciones marcaron un avance significativo para el hombre. Liberó a los esclavos, declaró que todas las personas tenían el derecho a escoger su propia religión y estableció la igualdad racial. Conocido hoy como el Cilindro de Ciro, este documento antiguo ha sido reconocido en la actualidad como el primer documento de los derechos humanos en el mundo. Está traducido en los seis idiomas oficiales de las Naciones Unidas y sus disposiciones son análogas a los primeros cuatro artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos.



Artículo anterior

Valoremos el papel de mamá

Siguiente artículo

Unidas a Dios a través de la contemplación